¿Cómo tratar la sarna en perros con remedios caseros?

Una de las enfermedades más común en los perros es la sarna, ya que siempre es una posibilidad que se encuentra latente. Esta enfermedad se particulariza por afectar gran parte del cuerpo del animal, lo que hace que la salud del perro se vea interferida de manera compleja. Es por esto que resulta muy importante tener en cuenta algunos remedios caseros para tratar esta enfermedad desde el hogar al mismo tiempo que se lleva adelante el tratamiento médico. En lo que sigue te contamos algunos remedios caseros para tratar la sarna en perros.

perro en hierba artificial

Es importante tener presente que estos remedios por sí solo no van a lograr la cura de la enfermedad, sino que deben ser llevados a cabo al mismo tiempo que se realiza el tratamiento médico. Además, los remedios que te dejamos a continuación deben ser implementados una vez que el diagnóstico de sarna es concreto en el animal.

Primera opción para tratar la sarna: un buen baño semanal

Una de las primeras cosas a realizar en el momento en que tenemos el diagnóstico certero de sarna en nuestro perro es darle un baño especial. Generalmente en las tiendas para mascotas, encontramos jabones especiales para hacer estos baños. Éste debe tener ciertas características o más bien propiedades, como el tener un ph neutro, que no tenga componentes tóxicos ni aromatizantes, y que contenga propiedades antibacteriales y antisépticas.
En caso de que no consigamos el jabón que el veterinario nos recetó,  una buena alternativa es probar con el jabón blanco de la ropa, ya que éste comparte algunas características con el jabón especial.
En el momento  del baño, lo ideal es evitar el uso de cepillos, ya que esto podría dañar o perjudicar aún más las zonas afectadas.  En este sentido, lo único que debemos hacer es mojar a nuestro perro con agua tibia y sobre las zonas que están dañadas  frotamos de forma suave con el jabón. Una vez que el animal está totalmente enjabonado, se recomienda aguardar unos minutos antes de enjuagarlo, para que el jabón pueda actuar bien.
Lo recomendable es realizar este baño de forma semanal, hasta que el animal esté curado por completo. Respecto al secado, debemos ser muy cuidadosos al hacerlo y siempre con una toalla limpia. Otra recomendación es que nosotros al momento del baño utilicemos guantes de látex, para evitar cualquier tipo de afección que podría ser contagiada.

Segunda opción para tratar la sarna: poner unas gotas de aceite vegetales

Una segunda opción para tratar la sarna, que como dijimos al principio debemos hacer en paralelo al tratamiento médico es acudir a los aceites vegetales, ya que éstos pueden ayudarnos a eliminar los ácaros que se encuentran en el origen de la enfermedad. Lo ideal es optar por el aceite de oliva dentro de estos aceites vegetales. Para debilitar los nidos de los ácaros, debemos aplicar sobre las zonas afectadas unas gotas. Además, esto puede tener como efecto secundario, el hidratar la piel, que generalmente queda reseca por la enfermedad.

Tercera opción para tratar la sarna: darle una buena alimentación al animal

Como siempre la alimentación es fundamental para todo ser vivo y por ende para nuestras mascotas. En el caso concreto de la sarna, es esencial darle un buen alimento, para que su sistema inmunológico se encuentre en perfecto estado y asó pueda combatir la sarna. Lo recomendable s consultar  con el veterinario cuál es el alimento más adecuado para él y en qué cantidades debemos ofrecérselo.

Para finalizar, es importante señalar que aunque no son muchas las opciones a implementar desde nuestra casa para curar la sarna, lo recomendable siempre es seguir las instrucciones del tratamiento médico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Opiniones de la formacion Universitaria de Energías Renovables

Qué opina la gente que juega al Glop Game

Las mejores decoraciones que combinarán con tu piscina nueva